Reflexología

ACUPUNTURA

 

Práctica originada en la Medicina Tradicional China que consiste en la utilización de agujas muy finas, estériles y desechables e introduciéndolas en determinados puntos del cuerpo para aliviar dolores, anestesiar ciertas zonas y curar enfermedades equilibrando en esas zonas el flujo de energía perdido.

Tiene finalidad curativa y terapéutica.

Mediante la Acupuntura se busca que el paciente reequilibre su energía interna, considerando al cuerpo como un todo incluyendo a la mente y sus manifestaciones (pensamientos y emociones).

Restableciendo la buena circulación energética se permite al organismo superar los desequilibrios y bloqueos que se manifiestan como enfermedades.

En una sola sesión de acupuntura ya se pueden dar resultados positivo, pero lo normal es que se precisen varias dependiendo del problema y reacción del paciente.

 

 

Se utiliza sobre todo para:

  • Tratamientos de trastornos de tipo funcional (cuando un órgano o glándula no funcionan correctamente)
  • Reumatismo
  • Migrañas
  • Insomnio
  • Alergias
  • Depresión
  • Ansiedad
  • Hipertensión
  • Tabaquismo
  • Disfunciones menstruales
  • Estreñimientos crónicos
  • Sinusitis, riñitis
  • Cistitis
  • Esguinces, tendinitis
  • Además, estimula la capacidad del cuerpo a resistir las enfermedades aportando energía, estimulando la circulación, equilibrando el sistema inmunológico y relajando los nervios.

Es ideal para restablecer la armonía del cuerpo y de la mente.