Reflexología

REFLEXOLOGÍA PODAL

Método Ranvvai

La Reflexología es una técnica milenaria donde se trabajan las distintas zonas del organismo a través de puntos reflejos. Cuando estos puntos reflejos se hallan en los pies, hablamos de Reflexología Podal.

En la Reflexología Podal Integral (RPI) se trabaja no solo a nivel físico, sino también emocional, psíquico, el carácter y las tendencias que manifiesta el cuerpo.

 

A nivel físico, nuestros pies contienen terminaciones nerviosas que los conectan con distintas partes del cuerpo, son los responsables de proporcionarnos estabilidad, nos conducen por la vida y soportan nuestro peso diario, por lo que ofrecerles a ellos algo de mimo y cuidado nunca está de más. En cualquier caso, creamos o no creamos en los meridianos energéticos, recibir un masaje en los pies de Reflexología Podal proporciona quietud, tranquilidad, bienestar y una sensación muy placentera que a nadie sienta mal.

Las alteraciones en los pies como los callos, las grietas, juanetes, verrugas o cualquier otra sintomatología dolorosa o de tensión, son indicadores de que existe algún desequilibrio en nuestro plano físico, emocional o mental.

La Reflexología Podal están indicada en todo tipo de personas y sin duda es una terapia suave, beneficiosa y muy agradable que favorece el estado general de la salud en:  bebés, niños, adultos, embarazadas, ancianos.

 

Reflexología

Beneficios de la Reflexología Podal

  • Proporciona mejoría a nivel físico, emocional, energético y psicológico
  • Ayuda a depurar el organismo
  • Facilita el estado de relajación y el descanso
  • Mejora el caudal de energía y ayuda a sentir más vitalidad
  • Regula el tránsito intestinal, mejora los estados de estreñimiento
  • Ayuda a controlar y reducir el estrés
  • Problemas gastrointestinales
  • Estimula la circulación sanguínea y linfática
  • En procesos respiratorios y Asma
  • Dolores menstruales y problemas de fertilidad
  • Equilibrar la energía vital
  • Mejorar la calidad del sueño
  • Activar el sistema inmunológico
  • En caso de migrañas
  • Fibromialgia
  • Estimula la creatividad, la serenidad y la alegría
  • Es una terapia preventiva

Trabajando con esta técnica obtendremos resultados porque cuando estimulamos un punto en el pie, estamos estimulando la conexión con nuestro sistema nervioso central, que es quien se encarga de transmitir los impulsos nerviosos provocando una respuesta a nivel cerebral y de la médula espinal dando una señal que condiciona en el cuerpo una respuesta de relajación o tonificación según sea el caso.

Estimulando adecuadamente cada uno de los puntos reflejos o los que se precisen en el momento, activaremos el cuerpo para que dé una respuesta bien sea depurando, desintoxicando, drenando, asegurando una buena circulación y movimiento de cada uno de los sistemas orgánicos.

 

 

¿Cómo es una consulta de Reflexología Podal?

En una consulta de Reflexología Podal, el terapeuta efectúa un reconocimiento general de nuestro estado a través de la palpación y manipulación de los pies, teniendo en cuenta su textura, su maleabilidad, su olor, su aspecto, calor y color, deformidades, callosidades, etc. Bajo los principios de la reflexología, todos estos datos proporcionan una información muy valiosa a la hora de valorar nuestro estado de salud y el equilibrio interno de nuestro organismo.

A los pocos minutos de iniciar la terapia, empezarás a sentir como tu cuerpo entero se relaja y entra en un estado de serenidad maravilloso, en el que prácticamente se deja de sentir el peso de las piernas, los brazos, el cuerpo o la propia existencia… es extraordinario!

La Reflexología Podal no está contraindicada con otros tratamientos y su efecto terapéutico sobre ciertas afecciones, es la extraordinaria capacidad que tiene esta terapia de inducir a la relajación, al bienestar, a la alegría y a la felicidad.